AYUDA A JOEL Y A SU MADRE, EL PROCESO AL QUE ESTÁN SOMETIDOS TIENE MUCHOS GASTOS | HAZ UN DONATIVO: La Caixa - ES04 2100 4709 1502 0004 4779

El Caso

/El Caso
El Caso2018-08-28T21:53:32+00:00

El caso de Joel

Joel, un niño de 5 años que ha sido obligado a vivir con su padre a pesar de que rechaza a gritos estar con él, de que ha relatado que le pega y le encierra en una habitación, de que no es atendido en sus necesidades básicas por su progenitor. Joel nunca ha convivido con su padre.

Es incomprensible la sentencia de dudosa imparcialidad de la Audiencia de Bizkaia que no solo le retira la custodia a Karen sino que además le condena a que las futuras visitas con su hijo sean vigiladas.

Esta sentencia es totalmente contraria al propio juzgado de Barakaldo que realizó informes psicosociales que desaconsejaban el cambio de custodia del niño, ya que nunca había convivido con el padre y llevaba 2 años sin verle. Incluso se estaba haciendo una actuación para que el niño aceptase al padre y pudiera tener unas visitas normalizadas.

En primera instancia la custodia se la concedieron a Karen pero la audiencia provincial se la ha retirado de esta manera, en un giro que  no tiene ningún sentido ni coherencia con el transcurrir de la vida de Joel ni de su madre.

Este vídeo (https://www.publico.es/videos/689289/madre-de-un-menor-critica-que-le-retiren-su-custodia) de Publico.es explica muy claro lo acontecido hasta el momento

Los inicios

Cuando Joel empezó a ver al padre en las visitas vigiladas es cuando empezó su calvario.

Joel no conocía a su padre y a raíz de empezar a verle, se le empezó a caer el pelo, sufría de diarreas, incluso dejó de hablar. Estaba muy alterado y cada vez que iban al punto de encuentro rompía un chupete de los nervios que le generaba.

El padre, llegaba a sacar del punto de encuentro a Joel y se lo llevaba a casa y a su vuelta, el niño llegaba con marcas de las que el punto de encuentro no registró nada en los informes (¿Al servicio de quién estarán los puntos de encuentro?…).

Joel no quería entrar en el punto de encuentro, llegaba a orinarse en la puerta e inlcuso vomitar, pero una y otra vez, el punto de encuentro en vez de mirar por el bienestar del niño, alegaban que la madre obstaculizaba la situación, si, estáis leyendo bien, “obstaculizaba la situación”.

Estos puntos de encuentro son un invento (por llamarlo de alguna manera) financiado con dinero público que lo único que hacen es daño al menor y en ningún momento favorecen que los niños superen las separaciones de sus padres. Estos puntos están totalmente descontrolados y no está claro a qué intereses atienden, generando casos como el de Karen y Joel, que desencadenan sentencias disparatadas con la ayuda final de determinados jueces.

Partes de la psicosocial del juzgado de Barakaldo que la sentencia se salta a la torera.

Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Para poder seguir navegando con todas las características acepta nuestra política de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar